ATERRORIZAN POR LA NOCHE POLICÍAS DE NAUCALPAN; AQUÍ TESTIMONIOS

IMG-20180904-WA0247
• Golpean, roban y fabrican delitos a habitantes del municipio, los cuales exigen seguridad al gobernador Alfredo del Mazo Maza.
• El Comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, dice que no pasa nada que no existen denuncias.
GR Medios: Marco Antonio Rodríguez/circula en redes
NAUCALPAN, Edomex. 4 de septiembre 2018- Momentos de terror vivió una pareja de profesionistas el pasado fin de semana en calles de Naucalpan, donde son constantes los asaltos tanto de la delincuencia, como de los propios policías del municipio de Naucalpan, incluso recientemente las motocicletas de tránsito fueron resguardadas por la extorsión y robo hacía los ciudadanos.


El reportero de Grupo Radiofónico y Medios, Ingeniero Luis Rodríguez, platicaba con su novia la abogada Michel Ramírez, en la calle de Av. Parque de Chapultepec esquina con Félix Guzmán Col. El Parque en Naucalpan de Juárez, cuando fueron abordados por los tripulantes de la unidad 053265, quienes los acusaban de presuntas faltas administrativas, cabe señalar que los uniformados estaban encapuchados y sin placas.

Al ver que estaban en una zona con poco tránsito vehicular y conociendo sus derechos, preguntaron con la ventanilla un poco abierta que falta habían cometido para su detención, así mismo que se identificarán los oficiales ya que como se refiere tenían cubierta la cara con capuchas y sin placa visible, les respondieron que descendieran para una revisión.

Al ver que no había una acusación sólida, y que las revisiones son anticonstitucionales si no se está cometiendo un delito en flagrancia, se resguardaron en el auto y pidieron apoyo tanto de las autoridades al 911 como a familiares, ya que los oficiales empezaron a cortar cartucho para obligarlos a descender del vehículo, con el argumento de la revisión.

Esto generó el enojo de los “policías encapuchados” y violentamente empezaron a meter desarmadores por la ventanilla y el marco de la puerta para forzarla a abrir, actos dignos de los peores delincuentes, mientras seguían apuntando con las pistolas y golpeando con las cachas de la pistola, tanto en la puerta del conductor como en la del copiloto, al ver que no cedía la portezuela rompieron la manija de la puerta para poder abrirla, afortunadamente esta se rompió pero no abrió la puerta.

Todo esto generó el miedo y pavor de los profesionistas que temían por su vida, escuchando los gritos soeces y golpes del arma contra el vidrio, así como un cuchillo o alambre meterse en la cerradura del auto, minutos que fueron horas de desesperación tanto de familiares que llegaban al lugar como de los propios profesionistas, ya que los que estaban afuera queriendo llevárselos no eran las formas de un policía, sino de secuestradores o asaltantes.

Empezaron a grabar el hecho y mientras la abogada trasmitía en vivo y nuestro reportero realizaba llamadas en altavoz fue lo que alertó a los poli-delincuentes, para que escaparan de la escena del probable asalto o secuestro ya que escucharon que ya llegaban los familiares a ver qué pasaba.
Al emprender la huida como unos verdaderos delincuentes, optaron por ponchar las llantas del vehículo un Ford Focus y amenazar de muerte a nuestro reportero y su novia de que no se les ocurriera denunciar los hechos por lo que ahora temen por su integridad física y lo que les pueda ocurrir responsabilizan las autoridades del municipio de Naucalpan.

Por lo que se procedió a levantar el acta en la fiscalía con el número TLA/CAI/MML/013/186021/18/09 contra los tripulantes de la patrulla 053265, se espera que las autoridades intervengan en este caso y se hace una llamado al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, para que tome cartas en el asunto y detenga a estos pseudo servidores públicos y se resguarde la integridad física de los periodistas.

Mientras el departamento jurídico de este medio levantaba el acta llegó la familia Fernández Velázquez, a denunciar un acto similar, Carlos Hipólito Fernández Velázquez, denuncio a este medio que fue detenido en avenida Río San Joaquín, cuando regresaba de una comida con su esposa sus hijos y su madre, por policías que tripulaban la patrulla 113430, bajo el argumento de que no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

“Al oponerme a la extorsión me golpearon a mí a mi hijo, a mi esposa que cargaba a la niña y detuvieron a mi mamá”, aseguró que los policías le quitaron su credencial de elector y su licencia algunas otras pertenencias. Aseguró Carlos que tras la detención, se trasladó al Centro de Justicia, donde el conductor, su hijo, esposa y madre mostraron golpes que recibieron en diversas partes de su cuerpo y esperaban que el Ministerio Público, atendiera su denuncia en contra de los policías de Naucalpan.

Pero pareciera que esa noche la delincuencia con uniforme estaba desatada, ya que llegó otra una joven que prefirió guardar su nombre por temor a represalias con la nariz rota y un ojo cerrado de un puñetazo, a buscar a su novio y pretender levantar un acta, ya que la habían detenido junto con su pareja y les robaron tarjetas de crédito, credenciales, dinero en efectivo y celulares.

La joven todavía en shock pidió al director de GR Medios su teléfono para poder hacer llamadas a familiares porque temía por la vida de su novio ya que los tripulantes de la patrulla que los detuvieron sólo la bajaron a ella, llevándose a su novio y amenazando de que no denunciará ni hiciera nada sino el que la pagaría seria su novio.
Así las cosas de el municipio de Naucalpan donde el “flamante” comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, asegura que no pasa nada que si existe alguna denuncia se llame a los teléfonos de la Comisión de Honor y Justicia al número 53718300, extensión 1856 o a la Contraloría municipal 53 60 0528, número que atiende llamadas en horario de oficina.

El siguiente caso fue denunciado en octubre pasado, la unidad en donde circulan los “policías” es la misma de la agresión a nuestro reportero, la patrulla No. 053265 pero no pasa nada en Naucalpan, efectivamente comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, no pasa nada, ellos siguen haciendo lo que quieren…

Acusan complicidad de policías con oficiales calificadores en Naucalpan


Pido a todos puedan ayudarme a difundir esta información, mañana puedes ser tú o alguien de tu familia, solo nosotros unidos podemos acabar con la corrupción que azota nuestro hermoso Naucalpan.
Estén alertas de estos delincuentes uniformados, quiero denunciar públicamente el suceso que me toco a mi persona y a mi familia, resultado de la mala administración en lo que nuestros gobernantes y malos funcionarios han convertido al que fue mi hermoso Naucalpan.
El día Martes 10 de Octubre, mi hermano y mi sobrino fueron víctimas de la delincuencia uniformada, los hechos sucedieron por la noche aproximadamente a las 10 p.m. en San Luis Tlatilco a la altura de el Hospital veterinario, antes museo Tlatilca.
Estando mis familiares despidiéndose después de un día de trabajo, fueron abordados por policías municipales de Naucalpan, en la patrulla No. 053265 de Naucalpan a lo que mi sobrino les pidió se identificaran únicamente pidiendo su nombre, a lo cual los uniformados se abalanzaron a ellos con agresiones físicas y verbales.
Sometiéndolos como delincuentes y ocasionándoles heridas graves debido a los golpes, como dato les comento lo que verbalmente me dijo mi sobrino, “tío, ni cuando me asaltaron y me robaron la camioneta me dieron la madriza que me dieron hoy” después los esposaron y los llevaron al módulo que se encuentra en el conde, quitándoles el celular de mi sobrino y $1,500 a mi hermano, para después de golpearlos y robarlos presentarlos en complicidad de el Juez calificador, que para dejarlos libres pedía $ 3,000. Siembran el terror por las noches policías de Naucalpan
• Golpean, roban y fabrican delitos a habitantes del municipio, los cuales exigen seguridad al gobernador Alfredo del Mazo Maza.
• El Comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, dice que no pasa nada que no existen denuncias.
GR Medios: Marco Antonio Rodríguez
Naucalpan.- Momentos de terror vivió una pareja de profesionistas el pasado fin de semana en calles de Naucalpan, donde son constantes los asaltos tanto de la delincuencia, como de los propios policías del municipio de Naucalpan, incluso recientemente las motocicletas de tránsito fueron resguardadas por la extorsión y robo hacía los ciudadanos.
El reportero de Grupo Radiofónico y Medios, Ingeniero Luis Rodríguez, platicaba con su novia la abogada Michel Ramírez, en la calle de Av. Parque de Chapultepec esquina con Félix Guzmán Col. El Parque en Naucalpan de Juárez, cuando fueron abordados por los tripulantes de la unidad 053265, quienes los acusaban de presuntas faltas administrativas, cabe señalar que los uniformados estaban encapuchados y sin placas.
Al ver que estaban en una zona con poco tránsito vehicular y conociendo sus derechos, preguntaron con la ventanilla un poco abierta que falta habían cometido para su detención, así mismo que se identificarán los oficiales ya que como se refiere tenían cubierta la cara con capuchas y sin placa visible, les respondieron que descendieran para una revisión.
Al ver que no había una acusación sólida, y que las revisiones son anticonstitucionales si no se está cometiendo un delito en flagrancia, se resguardaron en el auto y pidieron apoyo tanto de las autoridades al 911 como a familiares, ya que los oficiales empezaron a cortar cartucho para obligarlos a descender del vehículo, con el argumento de la revisión.
Esto generó el enojo de los “policías encapuchados” y violentamente empezaron a meter desarmadores por la ventanilla y el marco de la puerta para forzarla a abrir, actos dignos de los peores delincuentes, mientras seguían apuntando con las pistolas y golpeando con las cachas de la pistola, tanto en la puerta del conductor como en la del copiloto, al ver que no cedía la portezuela rompieron la manija de la puerta para poder abrirla, afortunadamente esta se rompió pero no abrió la puerta.
Todo esto generó el miedo y pavor de los profesionistas que temían por su vida, escuchando los gritos soeces y golpes del arma contra el vidrio, así como un cuchillo o alambre meterse en la cerradura del auto, minutos que fueron horas de desesperación tanto de familiares que llegaban al lugar como de los propios profesionistas, ya que los que estaban afuera queriendo llevárselos no eran las formas de un policía, sino de secuestradores o asaltantes.
Empezaron a grabar el hecho y mientras la abogada trasmitía en vivo y nuestro reportero realizaba llamadas en altavoz fue lo que alertó a los poli-delincuentes, para que escaparan de la escena del probable asalto o secuestro ya que escucharon que ya llegaban los familiares a ver qué pasaba.
Al emprender la huida como unos verdaderos delincuentes, optaron por ponchar las llantas del vehículo un Ford Focus y amenazar de muerte a nuestro reportero y su novia de que no se les ocurriera denunciar los hechos por lo que ahora temen por su integridad física y lo que les pueda ocurrir responsabilizan las autoridades del municipio de Naucalpan.
Por lo que se procedió a levantar el acta en la fiscalía con el número TLA/CAI/MML/013/186021/18/09 contra los tripulantes de la patrulla 053265, se espera que las autoridades intervengan en este caso y se hace una llamado al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, para que tome cartas en el asunto y detenga a estos pseudo servidores públicos y se resguarde la integridad física de los periodistas.
Mientras el departamento jurídico de este medio levantaba el acta llegó la familia Fernández Velázquez, a denunciar un acto similar, Carlos Hipólito Fernández Velázquez, denuncio a este medio que fue detenido en avenida Río San Joaquín, cuando regresaba de una comida con su esposa sus hijos y su madre, por policías que tripulaban la patrulla 113430, bajo el argumento de que no llevaban puesto el cinturón de seguridad.
“Al oponerme a la extorsión me golpearon a mí a mi hijo, a mi esposa que cargaba a la niña y detuvieron a mi mamá”, aseguró que los policías le quitaron su credencial de elector y su licencia algunas otras pertenencias. Aseguró Carlos que tras la detención, se trasladó al Centro de Justicia, donde el conductor, su hijo, esposa y madre mostraron golpes que recibieron en diversas partes de su cuerpo y esperaban que el Ministerio Público, atendiera su denuncia en contra de los policías de Naucalpan.
Pero pareciera que esa noche la delincuencia con uniforme estaba desatada, ya que llegó otra una joven que prefirió guardar su nombre por temor a represalias con la nariz rota y un ojo cerrado de un puñetazo, a buscar a su novio y pretender levantar un acta, ya que la habían detenido junto con su pareja y les robaron tarjetas de crédito, credenciales, dinero en efectivo y celulares.
La joven todavía en shock pidió al director de GR Medios su teléfono para poder hacer llamadas a familiares porque temía por la vida de su novio ya que los tripulantes de la patrulla que los detuvieron sólo la bajaron a ella, llevándose a su novio y amenazando de que no denunciará ni hiciera nada sino el que la pagaría seria su novio.
Así las cosas de el municipio de Naucalpan donde el “flamante” comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, asegura que no pasa nada que si existe alguna denuncia se llame a los teléfonos de la Comisión de Honor y Justicia al número 53718300, extensión 1856 o a la Contraloría municipal 53 60 0528, número que atiende llamadas en horario de oficina.
El siguiente caso fue denunciado en octubre pasado, la unidad en donde circulan los “policías” es la misma de la agresión a nuestro reportero, la patrulla No. 053265 pero no pasa nada en Naucalpan, efectivamente comisario Luis Alberto Casarrubias Amaral, no pasa nada, ellos siguen haciendo lo que quieren…

Acusan complicidad de policías con oficiales calificadores en Naucalpan


Pido a todos puedan ayudarme a difundir esta información, mañana puedes ser tú o alguien de tu familia, solo nosotros unidos podemos acabar con la corrupción que azota nuestro hermoso Naucalpan.
Estén alertas de estos delincuentes uniformados, quiero denunciar públicamente el suceso que me toco a mi persona y a mi familia, resultado de la mala administración en lo que nuestros gobernantes y malos funcionarios han convertido al que fue mi hermoso Naucalpan.
El día Martes 10 de Octubre, mi hermano y mi sobrino fueron víctimas de la delincuencia uniformada, los hechos sucedieron por la noche aproximadamente a las 10 p.m. en San Luis Tlatilco a la altura de el Hospital veterinario, antes museo Tlatilca.
Estando mis familiares despidiéndose después de un día de trabajo, fueron abordados por policías municipales de Naucalpan, en la patrulla No. 053265 de Naucalpan a lo que mi sobrino les pidió se identificaran únicamente pidiendo su nombre, a lo cual los uniformados se abalanzaron a ellos con agresiones físicas y verbales.
Sometiéndolos como delincuentes y ocasionándoles heridas graves debido a los golpes, como dato les comento lo que verbalmente me dijo mi sobrino, “tío, ni cuando me asaltaron y me robaron la camioneta me dieron la madriza que me dieron hoy” después los esposaron y los llevaron al módulo que se encuentra en el conde, quitándoles el celular de mi sobrino y $1,500 a mi hermano, para después de golpearlos y robarlos presentarlos en complicidad de el Juez calificador, que para dejarlos libres pedía $ 3,000.

Deja un comentario