OBSERVANDO: ANTORCHA DEJARÁ AL PRI?

image

Por: PEPE TOÑO

En Chimalhuacán han pasado 18 años de aquel ataque de miembros de la Organización de Pueblos y Colonias (OPC) dirigida por la entonces cacique Guadalupe Buendía Torres (a) La Loba contra simpatizantes de la organización Antorcha Popular (AP); ese 18 de agosto del año 2000 los antorchos acompañaban al presidente electo, Jesús Tolentino Román Bojórquez quien tomaría protesta como alcalde, sin embargo días antes los “Los Lobos” habían dicho que no permitirían la llegada de Tolentino, por lo cual un día antes el mismo alcalde en ese tiempo Carlos Cornejo Torres, sobrino de La Loba permitió la entrada de personas por un callejón a espaldas del inmueble.
Tanto los antorchos como los Lobos pertenecían al Partido Revolucionario Institucional (PRI) por lo cual se disputaban la presidencia municipal. Cabe mencionar que antes del 2000 el municipio presentaba un atraso en obra pública y había cargos públicos que eran heredados por una sola familia, como en el caso de Noé Salomón Herrera Buendía, quien también había ganado la Diputación Local pero al estar involucrado en el hecho sangriento no pudo llegar al Congreso.
Ese 18 de agosto del 2000 se registró “un enfrentamiento” entre simpatizantes de antorcha y de la OPC, donde resultaron muertas 10 personas y lesionadas más de 90 todos por disparo de arma de fuego. Los integrantes del Movimiento Antorchista señalan que fue un ataque debido a que sólo hubo muertos de un solo lado; mientras que de los Lobos son los presos.
Los elementos de la Policía Estatal fueron observadores al no intervenir para prevenir el hecho, estaban a unas cuantas calles y nunca evitaron que fueran atacados los antorchos desde la azotea de la presidencia municipal hacia el exterior, a partir de esa fecha los gobiernos han sido integrados por un militante de Antorcha Popular, Jesús Tolentino Román Bojórquez, periodo 2000-2003, Miguel Ángel Cacique Pérez, 2003-2006; Marco Antonio Lázaro Cano, 2006-2009; Jesús Tolentino Román, 2009-2012; Telésforo García Carreón 2013-2015 y Rosalba Pineda Ramírez, 2015-2018.
Durante estos seis gobiernos antorchistas se ha destinado la mayor parte del recurso en obra pública; así como han impulsado el deporte, la cultura y las artes logrando un cambio en todos lados, calles pavimentadas, introducción de agua potable y drenaje, impulsando el empleo y ahora buscando una gran inversión en educación profesional e impulsando una zona industrial y de servicios.
El proyecto del Movimiento Antorchista es seguir creciendo en la zona oriente del estado de México por lo cual en la actualidad tanto Chimalhuacán como Ixtapaluca son los municipios priistas que gano el PRI en la región lo cual pone a esta organización como la más fuerte en la entidad mexiquense y están en posibilidades de poder pedir al partido cargos importantes dentro de este instituto. Eso le podrá dar más facilidades de poder obtener el gobierno de La Paz el cual siempre ha estado en poder de los grupos caciquiles del PRI.
El crecimiento de Antorcha Popular en el estado de México es una solo una pauta para permitir que esta organización pueda conformar su propio partido político y si ese es el caso el PRI se quedaría sin los dos municipios que tienen el mayor número de simpatizantes hacia el tricolor, lo que ocasionaría al partido del gobernador mexiquense una división interna en el PRI que los dejaría con una mínima parte de priistas, donde MORENA lo que busca es obtener una mayoría sin oposición.

Deja un comentario