OBSERVANDO: NUESTRAS «CARCACHAS» COLECTIVAS DE TODOS LOS DÍAS

 

IMG_2951

Por: PEPE TOÑO

El transporte Público de Pasajeros en la zona oriente del Estado de México sigue siendo el más caro e inseguro. Incrementan el costo del pasaje pero no cambian sus unidades; la Secretaria de Movilidad en coordinación con la Policía Estatal realiza operativos para el retiro de unidades “pirata” más no de aquellas que tienen más de 20 años de antigüedad, es decir hay un contubernio entre concesionarios y autoridades a fin de brindar un servicio pésimo que pone en peligro la vida de los usuarios.

Colocan retenes sobre la carretera federal México-Texcoco y México-Puebla para detener unidades que prestan el servicio de una forma irregular, cuando son detenidas y enviadas al corralón estas son liberadas con el pago de una sanción económica para regresar a brindar nuevamente el servicio. Unidades con llantas lisas, motores contaminantes, asientos en mal estado, conductores bajo el flujo de las drogas y alcohol, entre otras irregularidades son detectadas a diario bajo la anuencia de la autoridad.

Accidentes que dejan como saldo personas fallecidas, lesionados y otras por robo armado a bordo de las unidades son cotidianos en las diversas rutas que prestan el servicio a los municipios como Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, La Paz, Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco, Tlalmanalco, Cocotitlán, entre otros son los más afectados donde la autoridad de la Secretaria de Movilidad permite que los concesionarios sigan utilizando unidades viejas e inservibles que ponen en riesgo la vida de los usuarios.

Varias rutas han comenzado a incrementar el precio del pasaje como mínimo es de 10 pesos, con anterioridad era de 8 pesos, es decir aumentó un 25 por ciento. El precio sería justo si los concesionarios cambiaran sus viejas unidades por nuevas, que cuenten  con el seguro del pasajero y que la autoridad no permita el sobrecupo, ya que hay unidades que llevan a usuarios hasta colgando en las puertas lo que ponen en riesgo la vida.

La Secretaria de Movilidad implementa operativos en algunos puntos, que resulta favorable en el momento que lo aplican, sin embargo cuando las unidades son retenidas con un pago módico salen para seguir trabajando, incluso varios micros y combis al ver los operativos bajan al pasaje en cualquier punto para evitar ser detenido o revisado, ello con el objeto de no ser sancionado o detenido.

Las unidades retiradas de la Ciudad de México las adquieren los concesionarios del estado y las ponen a trabajar a pesar de no cumplir con las normas que aplica la Secretaria de Movilidad, sin embargo siempre pasan la Revista Anual, ello a consecuencia que están adheridas a una agrupación política que les permite circular sin problema alguno con pasajeros a bordo.

Los operativos deben aplicarlos en las terminales de las unidades donde salen bajo la supuesta supervisión de los concesionarios, sin embargo dejan que salgan unidades viejas e inseguras, con llantas lisas, mecánicamente mal y con operadores en estado inconveniente.

Anuncios

Deja un comentario