fbpx
7 mayo, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

Urgen medidas y protocolos de protección a infancia y adolescencia tras sismo

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta
Por: Montserrat Antúnez Estrada

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 31/10/2017

El sismo del pasado 19 de septiembre quebrantó los “espacios de protección” de cientos de niñas y adolescentes en el país, como sus escuelas y hogares, por lo que el gobierno mexicano debe elaborar medidas integrales de actuación que garanticen la seguridad, la salud emocional, y el cumplimiento del proyecto de vida de las afectadas, urgió el director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García.

En entrevista con Cimacnoticias Pérez García explicó que si bien tras el sismo de 7.1 grados los daños en inmuebles habitacionales y escuelas causó “la ruptura” de la vida cotidiana de la niñez mexicana, las niñas y adolescentes quedaron en mayor vulnerabilidad. Por ejemplo, las menores de edad que junto con sus familias tienen que ocupar albergues ahora dependen de personas ajenas a su círculo cercano para obtener alimentos, servicios de higiene y seguridad, lo que las pone en riesgo.

Sin embargo, denunció el defensor de los derechos de la infancia, no existen protocolos ni medidas de prevención y auxilio para que en los albergues y espacios que actualmente habitan las menores de edad afectadas por el sismo se les garanticen sus derechos y condiciones de seguridad.

“Un tema básico como bañarse se convierte en una batalla cotidiana, la intimidad de las niñas y adolescentes queda anulada, están en una lógica de exposición y eso trastoca su dignidad y su seguridad emocional”, aseguró. Tan sólo en la Ciudad de México siguen operando 11 albergues para las personas afectadas por el sismo, de acuerdo al sitio web del gobierno capitalino.

Pero, al igual que en otras entidades con daños como Puebla y Morelos, expuso Pérez García, en materia de niñez y adolescencia los planes de restauración únicamente abordan la condición de escuelas –al menos 12 mil 900 resultaron dañadas y de ellas 577 tendrán deberán reconstruirse de acuerdo a la Secretaría de Educación Pública- mas no en las afectaciones emocionales ni en las limitantes que enfrentará este sector para cumplir sus proyectos de vida. El Estado mexicano no tiene un programa integral.

“Las estrategias de reconstrucción carecen de la perspectiva de derechos de la infancia e invisibilizan a las niñas, niños y adolescentes”, denunció Pérez García, con lo que el gobierno federal y los de las entidades afectadas, han violado el artículo 4º  de la Constitución mexicana que los obliga a garantizar el interés superior de la niñez.

SIPINNA Y DIF, AUSENTES

Un reflejo del nulo interés de las autoridades mexicanas por atender a este grupo poblacional, es que pese a que el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), conformado por el titular del Ejecutivo nacional y los de las entidades, deben sesionar cada seis meses llevan un año sin hacerlo, lo mismo sucede con el SIPINNA en la Ciudad de México.

Por ello la Redim a través de la campaña #NiñezPrimero, la cual inició a raíz del sismo, urgió Enrique Peña Nieto a convocar de manera urgente a una sesión ordinaria con el SIPINNA “para coordinar las acciones planeadas para responder a la emergencia con enfoque de derechos de la infancia y adolescencia”.

El titular de Redim enfatizó que la actuación del  Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) también fue ineficiente tras el sismo, pues las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes que dependen del DIF «quedaron ausentes”. Al menos en la Ciudad de México, comentó, “se enfocaron principalmente en repartir despensas más que en trabajar desde el SIPINNA local y buscar la forma en la que el sismo impacte lo menos posible en el proyecto de vida de las y los menores de edad”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: