fbpx
27 noviembre, 2020

Información sin censura

EL AYUNTAMIENTO DE COACALCO TIENE ATENCIÓN ESPECIAL EN HOSPITAL

¿En qué hospital público te dan de comer a la carta?

Coacalco, Estado de México, 24 de octubre de 2017.- “Yo les dije lo que yo quería comer, porque me trajeron caldo y yo les dije, es que no me gustó y me lo cambiaron, me trajeron fruta y sopa de fideo”. Parece de otro mundo, parece que como si te adentraras a un hospital privado, de esos que cobran 5 mil por sacarte una uña enterrada. Es el hospital del “si hay” y que tiene al noventa y nueve por ciento de pacientes satisfechos con la atención.

Es un nosocomio único en su tipo en la República Mexicana. Lo que no se cree es que sea operado en su totalidad por un Ayuntamiento, en este caso el del priísta Erwin Castelán.

Para muestra un botón, la encargada de la cocina, una señora de unos 50 años de edad, fue a preguntarle a la paciente lo que deseaba comer. La interna, Anahí Alondra Míreles Ramirez, de la colonia Los Acuales y con 19 años de edad se recuperaba del parto de su primera bebé que llevará el nombre de Natasha.

La de Erwin, ha sido una administración con altas y bajas, pero poco reconocida por la puesta en práctica de un modelo de atención a la salud único en el país.

En dos meses desde que entró en operación este hospital ya atendió 2 mil 500 consultas entre generales, pediátricas y obstétricas; se han registrado 27 internamientos entre los cuales se pueden mencionar la atención a un traumatismo de cráneo por una caída de 6 metros, una cirugía abdominal, abscesos bucales.

Y hasta se ha diagnosticado una insuficiencia renal, explica el presidente Castelán, quien añadió que en contraste con otros hospitales del sector salud donde la constante es la del “no hay”, esta clínica es la del “sí hay”, es decir “tenemos abasto de medicamentos e insumos”, un paciente que ingresa dice el munícipe no tiene que preocuparse por salir a comprar una gasa o un medicamento.

Pero aclara que esto no se podría lograr sin los costos de recuperación, porque los hay dice, “pero la ventaja es que si a nosotros una gasa nos sale en un peso, en ese mismo precio la damos al paciente”.

Por eso es que el inventario de medicinas e insumos para el funcionamiento de la clínica permanece completo, los mismos 400 mil pesos invertidos hace dos meses permanecen en los anaqueles, lo que reitera nos permite presumir que es la clínica del “si hay”.

Sobre el tema habló la nueva mamá, Anahí Alondra, “el costo me pareció perfecto, el parto salía en nueve mil y el presidente nos está apoyando con tres mil, es decir a mi me va a salir en seis mil pesos”.

Esto se explica porque hay un descuento especial que se aplica en hospitalización a pacientes que presentan su credencial de elector de Coacalco.

El reto es mayúsculo acepta Castelán, dice que ha sido difícil concientizar a la gente que no todo es gratis, que el Ayuntamiento no tiene la capacidad presupuestal para regalar toda la atención, porque entonces sería una enorme carga para las finanzas públicas y que por eso hay costos de recuperación “bajísimos”.

Una cesárea en este nosocomio no sobrepasa los diez mil pesos, mientras que en un privado de la región ronda entre los 20 a 30 mil pesos.  Una operación abierta de vesícula “afuera” anda hasta en 40 mil pesos, aquí por el orden de los 12 mil.

Del recurso humano, presume que todos son nuevos, que tiene actitud de servicio y además fueron capacitados para dar siempre un buen trato y regalar una sonrisa.

Tanto enfermeras como médicos generales y especialistas son titulados y avalados por los respectivos consejos. Toda la plantilla laboral es pagada con recursos de la administración, eso es lo que también permite brindar los costos más bajos de la región con los mejores especialistas.

El reto es grande, lograr que en su totalidad sea sustentable, remata.

A %d blogueros les gusta esto: