fbpx
11 abril, 2021

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

OPINIÓN: PEÑALANDIA, EL MÉXICO QUE ELLOS VEN

image
Por Julisa Mejía Guardado*

Como de ciencia ficción es el México que los gobernantes ven desde Los Pinos, donde los delitos son menos y existe más tranquilidad como aseguró el titular de Gobernación, distinto al que vivimos todos los días los millones de mexicanos a lo largo y ancho del país, donde salvo excepciones de algunos gobiernos locales que si cumplen con sus responsabilidades, esto está ocurriendo, pero hace falta que las autoridades de todos los niveles y de todos los colores se pongan las filas para poder garantizarle a las familias mexicanas seguridad en su patrimonio y vida personal.
A la falta de Estado de Derecho en todo el país, se suma la entrega de los recursos naturales que el gobierno federal continúa regalando a las empresas trasnacionales y los llamados en las organizaciones internacionales de que los países se cuiden de los populismo de izquierda y de derecha, muestran la estrechez de mira de la clase en el poder, cuando es desde el centro mismo de la geometría política, desde donde se impulsan este tipo de políticas que atentan contra la Nación misma y Los Pinos su principal impulsor.
Las cifras de homicidios, extorsiones y secuestros sigue a la alta y sobre todo la de los feminicidios en toda la república mexicana y en particular en el Estado de México, donde se simula el combate a los delitos de género, cuando el mismo municipio natal del actual gobernador es el número uno en desaparición de personas y de violencia de género pese a la alerta anunciada porque en los hechos no se operada con políticas que permitan disminuir este tipo de delitos.
Cuando se revisa el estado que guarda la Nación de acuerdo a las cifras del gobierno federal, todos los mexicanos nos damos cuenta que es otro México el que ellos ven, similar visión tuvieron los gobiernos panistas anteriores y que dista mucho del que todos los ciudadanos vemos.
Mientras el responsable de la política interna intenta describir un México que no existe, donde la impunidad es la piedra angular del gobierno, ya que pese a las denuncias, testimonios y evidencias no se ha castigado a los responsables de las casas blancas y regalos que los gobernantes y funcionarios reciben, ni a los responsables de ejecuciones donde la intervención y omisión del gobierno federal es evidente, los ciudadanos de a pie percibimos un país más violento e inseguro.
Al revisar la política económica que ha seguido la administración federal, todos notamos que seguimos en caída libre, no detona la economía por falta de planeación, el peso está por llegar a la mayoría ante el dólar, no existe certidumbre para invertir, la inseguridad es una de sus causas porque genera pérdidas cuantiosas, y se trata de justificar que el turismo y las exportaciones crecen cuando el billete verde cuesta más, para que veamos lo bueno de lo malo.
Los gobernantes se alejan de la gente a la que deben servir con reality show en Palacio Nacional o utilizando la red de televisión oficial, donde muestran que tampoco tienen talento para eso y que lo que deben de hacer es recorrer junto con sus gobernados las zonas de nuestro país para darse cuenta de las necesidades que la población tiene y que deben de cumplir con sus responsabilidades de acuerdo a la ley.
Es tiempo que los mexicanos les demandemos que lo hagan para que contemos con políticas públicas al servicio de nuestras comunidades y como depositarios de la soberanía nacional tengamos desde ahora gobernantes responsables que rindan cuentas de sus acciones o en su caso sean llamados a cuenta en las urnas porque ya estamos cansados del México que ven desde el poder, distinto al nuestro.
En este siglo pasamos de la Foxilandia, Calderolandia a Peñalandia, sin que se vean que estos tres sexenios, comenzando por el de la llamada transición, que ni fue gobierno ni hubo transición, mejoras en la calidad de vida de los mexicanos, ni crecimiento en el empleo, mucho menos en detonar la economía para avanzar a mejores estadios de desarrollo en el país.
La glosa del informe de gobierno sobre el estado que guarda la administración federal es sólo un resumen de noticias virtuales ajenas a la realidad mexicana y a ello se suma el talk show de “Laura de Xalostoc” donde solo se vale aplaudir a un gobernante alejado de la gente que ha hecho de la simulación su mejor herramienta de gobierno.
Los recursos naturales del país siguen en subasta a las empresas extranjeras que ven en el alto grado de corrupción e impunidad que priva en el país, las mejores condiciones para depredar la riqueza de México con el apoyo de los gobernantes en turno.
Por ello los mexicanos nos seguimos organizando en todos los rincones del país para conformar comités de defensa de México, desde donde impulsamos la defensa de nuestros recursos naturales, la lucha contra la legislación contraria a los intereses de la Nación y entre ellas, la privatización del agua cuya iniciativa los aliados del gobierno impulsan de nuevo desde el Congreso.
Son tiempos difíciles para los mexicanos, pero su espíritu de lucha no decae para hacer vale lo que nuestra Constitución señala que la soberanía recae esencialmente en el pueblo y es este el que debe hacer valer sus intereses y en su caso, cambiar su forma de gobierno. No lo olvidemos.
*Dirigente social

A %d blogueros les gusta esto: