fbpx
26 enero, 2022

Reporteros en Movimiento

Información sin Censura

ASEGURA COPRISEM MÁS DE NUEVE MIL UNIDADES DE CARNE EN EDOMEX

okcarnicos4 okcarnicos3*Se han verificado 74 rastros públicos y privados de la entidad, en los últimos seis meses.

Toluca, Méx.- En lo que va del año, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) ha asegurado más de nueve mil unidades de carne, como parte de las actividades permanentes de vigilancia y control para garantizar que los mexiquenses consuman este alimento de calidad y que cumpla con las normas sanitarias establecidas.

El titular de la Coprisem, Fernando Díaz Juárez, señaló que se han verificado 74 rastros públicos y privados en la entidad, lo que ha permitido constatar que el ganado que ingresa para sacrificio cumpla con las condiciones zoosanitarias establecidas, así como el manejo del procedimiento para la obtención de la carne.

“En total hemos retirado de comercialización 9 mil 318 unidades. Una unidad representa al cuerpo completo del animal y a los órganos internos, pues a veces la carne cumple con los estándares necesarios para su comercialización, pero las vísceras están contaminadas o viceversa, por lo que descartamos el producto”, explicó.

Detalló que de las unidades aseguradas, 608 provienen de bovinos, 800 de porcinos, 7 mil 577 de aves, 922 de conejos y uno de ovinos. La mayoría de ellos están enfermos o se les detecta clembuterol u otras hormonas para hacerlos crecer y que son dañinas para el ser humano.

Hugo Miranda Zenil, subdirector de normatividad sanitaria, refirió que a las verificaciones acude un médico veterinario, quienes revisan las condiciones de salud de los animales, supervisan que no se contaminen con otros fluidos y realizan la toma de muestras para detectar sustancias en el animal.

“Mantenemos una presencia constante en los rastros públicos y privados, donde verificamos que cuando el animal llegue se encuentre sano, haya sido alimentado de manera adecuada, sin químicos o sustancias no reglamentadas”, añadió.

Puntualizó que los verificadores certifican que el lugar cumpla con las medidas básicas de seguridad e higiene, así como contar con su respectivo aviso de funcionamiento, tener un contrato de fumigación y las herramientas adecuadas para que el personal no corra riesgos sanitarios.

“En caso de que los establecimientos no cumplan con los requerimientos o presenten anomalías, se hacen acreedores a diferentes sanciones, que van desde una penalización económica, la suspensión de servicios o incluso la clausura definitiva del local”, mencionó.

Miranda Zenil agregó que también se ha reforzado la capacitación a administradores, médicos veterinarios y operarios de los rastros en temas como: buenas prácticas de higiene y manufactura, marco normativo, diseño de instalaciones e infraestructura, proceso de sacrificio y faenado, inspección ante y post mortem, registros y trazabilidad, almacenamiento y transporte de canales y subproductos, así como del manejo de residuos.

Recomendó a los consumidores que revisen el producto en la carnicería y verifiquen que se encuentre sellada por la Coprisem, pues sólo así los comerciantes pueden garantizar que el producto cumplió con todos los estándares señalados.

A %d blogueros les gusta esto: