OPINIÓN: ¡Todos al Azteca! ¡Volveremos a Triunfar!

Jesús Tolentino Román Bojórquez TOLENTINOEs de sobra conocido que el Movimiento Antorchista Mexiquense está siendo víctima de la política más retrógrada de toda su historia en el Estado de México, política represiva que encabeza directamente el gobernador Eruviel Ávila Villegas. Ciertamente, con otros gobernadores hubo momentos difíciles, como ocurrió, por ejemplo, con las bárbaras agresiones en la colonia Citlalmina (Ixtapaluca) en el año 1990, durante la administración de Ignacio Pichardo Pagaza; y en el año 2000, en Chimalhuacán, cuando Arturo Montiel Rojas fungíacomo gobernador. El propósito de ambos ataques fue, sin duda, un intento por exterminar, por liquidar y borrar del mapa a nuestra querida organización: en Citlalmina, hace 23 años, se buscó ahogarla en la cuna, cuando Antorcha era apenas “bebé”, por así decirlo, pero ya se miraba que llegaría muy lejos por su nuevo estilo de hacer política, es decir, por ser la única organización que defendía consecuentemente y con firmeza a los mexiquenses más pobres, en su lucha diaria por mejorar sus precarias condiciones de vida. Como también se sabe, gracias a nuestra unidad y fraternidad nacionales, Antorcha asimiló  y superó los golpes recibidos y, como consecuencia de ello, aceleró su crecimiento en Ixtapaluca; Antorcha se fortaleció y los agresores consiguieron exactamente el resultado opuesto que se proponían.   En el año 2000, en Chimalhuacán, ocurrió un fenómeno parecido. El crecimiento y desarrollo sostenidos de Antorcha nos permitió disputar y ganar laprimera presidencia municipal en el Estado de México, logro que entusiasmó al pueblo siempre olvidado de ese municipio, pero que encolerizó a los dueños eternos del poder político mexiquense. Pese a que el ataque fue brutal y las heridas aún lastiman, finalmente, nuestra férrea unidad nacional y la sabia dirección de nuestro querido Maestro, ingeniero Aquiles Córdova Morán, no sólo nos permitieran salir avantes de este durísimo trance, sino que desde el año 2000 a la fecha, Chimalhuacán es hoy un ejemplo nacional de progreso y, junto con ello, el prestigio de Antorcha en estos 13 años se ha robustecido entre los mexiquenses.   Esta mística de trabajar y luchar todos los días y en todo el país por erradicar la pobreza, hizo posible que en el importantísimo municipio de Ixtapaluca, y después de 27 años de incansable y fructífera labor, Antorcha, a través de nuestra muy querida y distinguida luchadora social, licenciada Maricela Serrano Hernández, triunfara  en las elecciones para presidente municipal en julio del año pasado. Más de 60 mil votos hicieron ganar a la compañera Maricela, no obstante la catarata de calumnias, amenazas y agresiones de todo tipo que le echaron encima, incluso la traición de fuerzas priistas que votaron por el PAN por indicaciones de poderosos políticos estatales. Ahora, al paso del tiempo y con la suma de varios hechos que han sido oportunamente denunciados, queda muy claro que esos “poderosos políticos estatales” están comandados directamente por el mismísimo gobernador mexiquense, Eruviel Ávila Villegas.   Nuestra conclusión suena grave y dura, pero ya lo dice el refrán popular: “más vale una cruda verdad que una piadosa mentira”. Pruebas al canto: 1).- Armando Corona Rivera fue la cabeza ultra visible de los priistas que votaron a favor del PAN; tal conducta la conoció de primerísima mano Eruviel Ávila y jamás se le llamó a cuentas y mucho menos se le sancionó, ¿razón? Lógicamente, ambos estaban de acuerdo. 2).- Los presidentes municipales priistas de La Paz y Chicoloapan han hecho “marchas de apoyo a Eruviel” que han desembocado en el palacio de Ixtapaluca, precisamente el mismo día (por ejemplo el 5 de septiembre) en que miles de antorchistas nos manifestábamos en la ciudad de Toluca para exigirle al gobernador el cumplimiento de sus promesas de campaña. ¿Pura casualidad? Ni un niño de pecho se la cree. 3).- En el mes de marzo pasado y en el contexto de múltiples amenazas y agresiones contra los antorchistas mexiquenses en general, y de Ixtapaluca en particular, fue herido por la espalda y con arma de fuego el compañero Carlos Enríquez Santos, director de Desarrollo Social del Ayuntamiento, con el claro propósito de causar una estampida generalizada de funcionarios municipales. Hasta la fecha, tal como ha ocurrido con más de una decena de carpetas de investigación por delitos parecidos o más graves (que han desembocado en el asesinato, incluso), ningún caso se esclarece y menos castiga el gobierno de Eruviel Ávila. 4).- Muy revelador y elocuente resulta el total bloqueo financiero del gobierno estatal, consistente en la negativa rotunda a entregar 450 millones de pesos pactados con la alcaldesa Maricela, para hacer obras muy sentidas por la población: agua entubada, luz eléctrica, drenaje, pavimentación de calles, aulas y otras. Esta criminal e ilegal obstrucción de recursos, ¿es sólo obra del Secretario de Finanzas de Eruviel, sin que el gobernador esté enterado? La respuesta es obvia. 5).- El reciente secuestro de don Manuel Serrano Vallejo, padre de la compañera Maricela Serrano y siendoaquél un humilde vendedor de periódicos toda su vida ¿no hacen pensar, acaso, que el principal sospechoso sea precisamente el gobierno de Eruviel? ¿No se antoja, acaso, como lo más lógico, que sea la respuesta de un gobierno que se ha mostrado no sólo mal agradecido (Antorcha le hizo el evento más grande, con 84 mil asistentes, en apoyo a su candidatura), sino como ferozmente represivo, en virtud de la resistencia heroica del antorchismo y ante el reciente anuncio de nuestra concentración nacional en el Estadio “Azteca”, donde nos reuniremos más de 130 mil antorchistas? Añádase a todo lo anterior, la terrible persecución en contra de los modestos trabajadores del transporte afiliados a Antorcha, el bloqueo financiero al municipio de Chimalhuacán, gobernado también por un distinguido antorchista y, en fin, la negativa a cumplir con obras básicas en 58 municipios más, acuerdos que fueron firmados por el propio Eruviel y otros funcionarios de alto nivel.   En síntesis, pruebas acerca de la intención liquidacionista de Eruviel contra Antorcha, las hay y de sobra. Y no hay duda tampoco de que, como en los años1990 y 2000, la causa es la misma: el crecimiento acelerado de Antorcha en elEstado de México (gracias a que nos hemos mantenido fieles a nuestros ideales de defender a los más necesitados), lo que ha desquiciado a las mentes perversas del gobierno estatal, de tal manera que la pregunta que se impone ahora,compañeros antorchistas, es, ¿y nosotros, qué haremos?, ¿acaso claudicar y declarar desbaratada a nuestra organización? ¡Por ningún motivo!   Ahora, igual que en los años 1990 y 2000, la única solución consiste en cobrar conciencia de lo que ocurre, en cerrar filas con nuestros hermanos antorchistas mexiquenses y de todo el país, que por cierto, ya están enterados y denunciando a Eruviel en sus respectivos estados. Es más, da un enorme gusto saber, que compañeros de todo México, incluidos los estados más lejanos (por ejemplo Baja California y Chihuahua en el norte, y  Yucatán, Chiapas y Campeche en el sur del país), están preparándose para acompañarnos el 3 de noviembre en el Estadio “Azteca”. Y si hace años, cuando éramos tan solo un puñado de valientes, salimos airosos, no me queda la menor duda de que ahora, que sumamos más de un millón de antorchistas organizados (y varios millones que simpatizan con nuestra causa), nuevamente nos alzaremos con la victoria, a condición de que nadie se raje y de que arreciemos el paso. Así lo dice nuestra historia como organización y así lo dice la historia de los pueblos que se han educado y organizado para defender sus derechos. Por eso, compañeros, ¡todos al “Azteca”! Asistamos con puntualidad, con disciplina y con una viva combatividad que haga  retumbar al estadio y cimbre a México entero.

Anuncios

Deja un comentario