DESPUÉS DE INTOXICACIÓN MASIVA EN CHAPINGO, SE INICIA CONSTRUCCIÓN DE UNIDAD MÉDICA

DSC_9419TEXCOCO, Méx.- Después de que más de 680 alumnos de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH) sufrieran una intoxicación masiva por ingerir alimentos en mal estado, el rector Carlos Alberto Villaseñor Perea, colocó la primera piedra para una nueva unidad médica que dará servicio a los casi 9 mil alumnos de la institución, y brindará consulta externa, urgencias y hospitalización.

En la emergencia sanitaria que ocurrió el pasado cinco de septiembre y que inicialmente se habló de 800 estudiantes intoxicados, casi queda fuera de control sino interviene el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Protección Civil de Texcoco, para auxiliar a los intoxicados, ya que no había capacidad del servicio médico local para dar atención a tantos alumnos.

A más de una semana de este suceso, las autoridades universitarias no han dado un veredicto sobre el motivo de la intoxicación masiva y principalmente aún no se finca responsabilidad para los funcionarios que están implicados en la adquisición de alimentos en descomposición.

Pero ahora, el rector Carlos Alberto Villaseñora, presume de que se construirá una nueva unidad médica, la cual  contará con servicios médicos auxiliares, áreas de comedor, gobierno, servicios generales y vestíbulo de acceso. La nueva unidad médica tendrá construidos 5,674.12 m2 y 1,825.68 m2 de áreas verdes y plazoleta.

Villaseñor Perea señaló que la empresa Ulsa, Consorcio Urbanista e Inmobiliario, tiene contemplado concluir la obra para agosto del próximo año, mientras que la empresa Supervisores técnicos será la encargada de vigilar la obra.

El rector de esta casa de estudios aseguró que con la construcción de dicha obra se favorecerá de manera importante a la comunidad estudiantil, así como al personal académico y administrativo que requiera servicios médicos. También detalló que las instalaciones tendrán una vida útil de más de 50 años.

Agradeció de apoyo de la administración para echar a andar este proyecto: al director de Administración, ingeniero José Guadalupe Gaytán Ruelas y al subdirector de  Servicios Asistenciales, ingeniero Bulmaro Sánchez, quienes serán los responsables de dar seguimiento de las obras, así como al maestro en Ciencias Domingo Montalvo, director del Patronato y al doctor Ramón Valdivia Alcalá, director Académico.

En su intervención, el director del Servicio Médico Universitario, Fernando González Blancas, señaló que con esta nueva etapa de la construcción de la Unidad Médica se podrá brindar servicio inmediato a los estudiantes, y aunque cuentan con el total respaldo del Instituto Mexicano de Seguro Social, IMSS, “todo mundo sabe que los primeros minutos de atención a un paciente son cruciales para salvar o no una vida”.

Señaló que la nueva unidad médica incorporará los servicios de psicología, traumatología, medicina interna y preventiva, por ejemplo, para evitar embarazos no deseados, ya que se registra un promedio de 50 a 70 embarazos por semestre, además de impedir el contagio del Virus del Papiloma Humano, o el VIH, entre otras enfermedades de transmisión sexual.

El doctor González Blancas señaló que otro problema que enfrentan los estudiantes es la depresión, que se da por el desapego familiar, la soledad y a la ausencia de sus padres: “El año pasado, los psicólogos clínicos del Servicio Médico brindaron más de dos mil consultas,  por lo que dijo este servicio se incrementará y mejorará”.

El director del Servicio Médico señaló que el espacio con el que actualmente cuentan es insuficiente para brindar atención a los estudiantes ya que se dan un promedio de 200 consultas diarias, con 10 interconsultas diarias al seguro social, y de tres a cuatro traslados por urgencias. En promedio se brindan de 2500 a 3000 mil consultas por mes principalmente debidas a padecimientos respiratoriao, gastrointestinales, colitis nerviosa, gastritis, estrés, y algunos que son los menos, como trasplantes de córnea o cardiopatías congénitas.

Anuncios

Un comentario

  • Despues del niño ahogado a tapar el poso y quien se beneficiara de esta licitación, pues la cuñada del rector Carlos Villaseñor de nombre Lucy Cordova Tamacas, esposa de su medio hermano Raymundo Salazar Perea, esta mujer nefasta para la Universidad ocupa un cargo en el Comite de Compras y nadie absolutamente nadie de la Universidad de Chapingo hace algo para denunciarla, es bien sabido que se reune con proveedores fuera de la Universidad para solicitar gratificaciones, su poder llega hasta la compra de suministros para el comedor y todas las áreas de la universidad, El consejo universitario debe investigar a Lucy Cordova Tamacas y el grupo de antorcha campesina si de verdad estan comprometidos con Chapingo.

Deja un comentario