PADRASTRO MATA A MENOR DE EDAD CUANDO LA GOLPEO CON UN MARTILLO EN LA CABEZA

 

persona-enmanillada-y-detenida.jpg

* La pequeña tenía 11 años y sufría violencia intrafamiliar

NEZAHUALCÓYOTL, Edoméx, 21 de septiembre de 2018.- Esta mañana falleció una menor de edad, en la colonia Vicente Villada, en las instalaciones del DIF, a donde una mujer llegó con su hija quien a primera vista presentaba lesiones en la cabeza, realizadas por el padrastro y con un martillo.
Los hechos se suscitaron a temprana hora cuando la madre de la menor, Dalí Ramírez de 34 años de edad, llegó en su camioneta Ford tipo Pick Up color blanco placas HA8570, hasta las oficinas del DIF, ubicadas en Av. Civil y Malinche, colonia Vicente Villada, llevando a bordo a su hija, con varias heridas y en estado inconsciente.
La mujer pidió ayuda medica para su hija, mintiendo y asegurando que cuando la pequeña de 11 años de edad estaba dormida se le había caído un cuadro en la cabeza.
Pero, cuando llegó la unidad médica ya no pudieron revisarla porque la menor ya había fallecido.
Sin embargo, la doctora de guardia del DIF se percató que algo andaba mal cuando al ver a la pequeña le observan dos golpes, uno del lado derecho y otro del lado izquierdo de su cabeza, por lo que deciden hacerle una revisión completa del cuerpecito de la niña, encontrando que está llena de moretones por todo el cuerpo.
De inmediato se le da conocimiento del hecho al Agente del Ministerio Público de Neza La Perla, y la Doctora del DIF le indica que la menor llegó sin signos vitales a las instalaciones y que presentaba varios golpes.
Posteriormente se hizo el Levantamiento del cadáver, retirándose a las 7:10 hrs y se trasladó al ministerio público, generando el número de denuncia NIP/FHO/UHN/MPI/400/01022/1809.
El Ministerio mandó a detener a los padres de la niña, indicándoles lo averiguado, ya que se habían dado cuenta de que la menor sufría violencia intrafamiliar y que ahí se había suscitado posiblemente un homicidio.
Además el juez autorizó el acceso al domicilio de los padres, ubicado en Santa Mónica N° 260 de la colonia Vicente Villada, donde encontraron un martillo ensangrentado, que correspondía con las heridas de la menor.
La mamá confesó que el padrastro la había golpeado con el martillo, desconociendo el Motivo y que como si le pego muy fuerte había comenzado a sangrar mucho y a convulsionar, por lo que se espantaron y se la llevaron al DIF, pero según él confesó que no quería matarla.

Un comentario

Deja un comentario